Use el formulario abajo para comunicarse con el equipo INTrade. Nos interesa saber los comentarios, sugerencias, o preguntas que usted tiene.
Todos los campos son obligatorios.

México - Uruguay - AAP.CE 60

Antecedentes

Sin duda este Acuerdo es el más ambicioso entre los celebrados por México con los Estados Partes del MERCOSUR. Fue suscripto el 15 de noviembre de 2003 y está en vigor desde el 15 de julio de 2004. Las Partes establecen sin vueltas una zona de libre comercio aludiendo específicamente a los márgenes de acción reconocidos por la OMC, tanto para el comercio de bienes (GATT artículo XXIV) como para el comercio de servicios (GATS artículo V). No se encuentran en su texto alusiones a la transitoriedad del compromiso asumido frente a la hipotética zona de libre comercio entre MERCOSUR y México que propone el AAP.CE 54. Sólo figura una remisión al comercio de bienes automotores regulado por el AAP.CE 55 y sus protocolos adicionales.
La voluntad de establecer un sólido punto de partida para la zona bilateral de libre comercio está expuesta en una definición que preside el capítulo relativo al trato nacional y acceso de bienes al mercado. Así, se determina que con respecto a todos los bienes cuyas condiciones de desgravación no estén especificadas en el Programa de Desgravación, las Partes eliminarán todos los aranceles aduaneros sobre bienes originarios a la fecha de entrada en vigor del Tratado. A fin de darle la mayor fluidez y transparencia al comercio bilateral, tanto para las mercaderías de libre circulación como para las expuestas a la desgravación gradual, son adoptadas importantes disposiciones, tales como las relativas a los impuestos a la exportación y a la eliminación de requisitos de desempeño. Acerca de los impuestos de exportación, salvo lo previsto en un Anexo (reservas planteadas por México para bienes alimenticios básicos y por Uruguay sobre detracciones a exportaciones tradicionales), ninguna Parte adoptará ni mantendrá impuesto, gravamen o cargo alguno sobre la exportación de bienes a territorio de la otra Parte, a menos que éste se adopte o mantenga sobre dicho bien cuando esté destinado al consumo interno. Y con respecto a los requisitos de desempeño, las Partes no podrán otorgar incentivos sujetos a su cumplimiento. A estos efectos se entiende como requisito de desempeño toda medida que condicione la percepción de algún beneficio al resultado exportador o a la utilización de bienes nacionales en detrimento de bienes importados. Únicamente quedan excluidos de este artículo los programas en los que la devolución, postergación o exención de impuestos de importación sobre bienes posteriormente exportados o incorporados en otros bienes posteriormente exportados no excedan la cuantía de los impuestos de importación que habrían de percibirse si dichos bienes se destinaran al territorio de la Parte. Por otra parte, si bien se reconocen las salvaguardias bilaterales en circunstancias excepcionales y con una duración máxima de un año prorrogable por otro, sólo son admitidas durante el período de transición, que comprende el plazo de desgravación aplicable a cada mercancía según lo dispuesto en el Programa de Desgravación.
Sobre las subvenciones agrícolas y no agrícolas las Partes muestran su disposición para asumir posiciones convergentes en la OMC. En el caso de las subvenciones a las exportaciones de bienes agropecuarios renuncian expresamente a aplicarlas en el comercio recíproco. Y tanto para los bienes agropecuarios como industriales, ante un eventual dumping o subvención aplicada por un tercer país exportador de las mercancías a una de las Partes, queda fijado un compromiso de consultas recíprocas a fin de contrarrestarlas eficazmente.
En un capítulo dedicado al comercio transfronterizo de servicios, se fijan los principios, las excepciones y la intención de ir desmantelando y liberalizando progresivamente las restricciones remanentes.
El capítulo sobre inversión ofrece una lista muy detallada de los requisitos e incentivos de desempeño expresamente prohibidos. La minuciosidad caracteriza también a las regulaciones en materia de servicios profesionales, telecomunicaciones, entrada temporal de personas de negocios y propiedad intelectual. Por ejemplo, en lo relativo a la propiedad intelectual el alcance de las garantías recíprocamente reconocidas queda de manifiesto al protegerse los derechos de obtentores vegetales y los secretos industriales y de negocios. Y como demostración adicional de la disposición de las Partes para ofrecer las mayores seguridades posibles en este mercado ampliado, el capítulo de solución de controversias reconoce el recurso de las Partes para recurrir por anulación o menoscabo sin infracción. De modo que una Parte puede utilizar el mecanismo de solución de controversias cuando, en virtud de la aplicación de una medida que "no" contravenga el Tratado, considere que se anulan o menoscaban los beneficios que razonablemente pudo haber esperado recibir de la aplicación de distintos capítulos: acceso a mercados, origen, procedimientos aduaneros, salvaguardias, prácticas desleales, medidas sanitarias y fitosanitarias, reglamentos técnicos, servicios y propiedad intelectual.
Fecha de firma:
15 noviembre 2003
Fecha de entrada en vigencia:
15 julio 2004
Países miembros (Originales, adherents y denunciantes):
Países Fecha de entrada en vigencia Fecha de denuncia Observación
bandera mx México 15-07-2004 - -
bandera uy Uruguay 15-07-2004 - -
Exportaciones Intra Acuerdo:

Total de Exportaciones
US$ 380,963,479,000
Exportaciones Intra-regionales 0.1%


Exportaciones a Países Miembros:
% de Total Exportaciones 2004 2016
México - -
Uruguay 4% 2.3%
RATIFICACIÓN DEL MECANISMO DE INTEGRACIÓN Y COORDINACIÓN BILATERAL
 
El 31 de enero de 2011, las Presidentas de Argentina y Brasil mantuvieron una reunión de trabajo en la ciudad de Buenos Aires, suscribiendo al cabo de la misma una Declaración Conjunta en la que pusieron de relieve la necesidad de perseverar en el funcionamiento de los foros preestablecidos a distintos niveles de gobierno. Así, con relación a los temas de la agenda bilateral y nuevos proyectos en el ámbito del Mecanismo de Integración y Coordinación Bilateral, las Jefas de Estado decidieron dar continuidad a la práctica de mantener reuniones semestrales de Jefas de Estado y reuniones trimestrales de Ministros de Relaciones Exteriores, de Economía y Hacienda, y de Industria y Comercio. Luego ratificaron la vigencia del Mecanismo de Integración y Coordinación Bilateral y determinaron la atención prioritaria al desarrollo de nuevos proyectos con el objeto de promover una vigorosa agenda de cooperación. En la misma línea,  decidieron mantener la regularidad de las reuniones de la Comisión de Monitoreo del Comercio, que desempeña una importante función como ámbito para el tratamiento de cuestiones puntuales en el intercambio comercial y para el desarrollo de iniciativas orientadas al crecimiento sostenible de las relaciones económicas y comerciales bilaterales.
Por último, con respecto a los proyectos que componen el Mecanismo de Integración y Coordinación Bilateral Argentina-Brasil, las Presidentas instruyeron a las respectivas Cancillerías y demás órganos de gobierno a fomentar el intercambio de información comercial con el fin de alentar la realización de acciones de promoción conjunta que permitan la ampliación y diversificación del comercio bilateral y regional.
Fecha Título