Use el formulario abajo para comunicarse con el equipo INTrade. Nos interesa saber los comentarios, sugerencias, o preguntas que usted tiene.
Todos los campos son obligatorios.

Costa Rica - República Popular China

Antecedentes

Las tratativas para configurar esta zona de libre comercio insumieron seis rondas, concluyendo el 10 de febrero de 2010. El Tratado se firmó el 7 de abril del mismo año en la ciudad de Beijing. Prontamente, el 14 de abril, en Costa Rica ya intervino la Asamblea Legislativa, donde resultó aprobado en segundo debate por el Plenario Legislativo el día 31 de mayo de 2011. Se publicó bajo la Ley número 8953 del 21 de junio de 2011. Entró en vigencia el 1 de agosto de 2011. El plexo normativo tiene menor nivel de desagregación y exhaustividad que el de otros Tratados del mismo tipo (así, no contiene capítulos sobre compras gubernamentales, servicios financieros, telecomunicaciones, comercio electrónico ni defensa de la competencia, entre otros temas). Su metodología es particularmente cuidada, remitiéndose las disposiciones reglamentarias a los anexos que son agregados al final del corpus normativo principal.
Merecen destacarse algunas disposiciones, que por su contundencia, denotan la posición de ambos países con respecto a distintos temas. Por ejemplo, el programa de desgravación arancelaria no se aplicará a las mercancías usadas, “incluso aquellas que estén identificadas como tales en partidas o subpartidas del Sistema Armonizado”. Otra definición tajante es la que rechaza cualquier flexibilización a las reglas de la OMC en materia de licencias de importación, pues “ninguna Parte adoptará o mantendrá una medida que sea inconsistente con el Acuerdo sobre Procedimientos para el Trámite de Licencias de Importación de la OMC”. Y en materia de derechos de propiedad intelectual, se destaca el interés de las Partes por preservar el equilibrio entre los derechos privados  y el interés público, según surge de la enunciación de  los “Objetivos” asignados al establecimiento de la zona de libre comercio: “…e) Asegurar una adecuada y efectiva protección de los derechos de propiedad intelectual en los territorios de las Partes, tomando en consideración la situación económica y la necesidad social o cultural de cada Parte; así como promover la innovación tecnológica y la transferencia y diseminación de tecnología entre las Partes”. Estas prioridades reaparecen en el capítulo correspondiente a Propiedad Intelectual: “la protección y la observancia de los derechos de propiedad intelectual en cada Parte deberán contribuir a la promoción de la innovación tecnológica y a la transferencia y difusión de tecnología…”
En materia de salvaguardias comerciales, además de preverse la adopción de salvaguardias bilaterales durante el periodo de transición, es particularmente llamativa la incorporación a dicha figura de una modalidad asociada a la promoción del desarrollo industrial. Su caracterización es la siguiente: “si un producto originario se importa en el territorio de una Parte, en cantidades tales que han aumentado, en términos absolutos o en relación con la producción nacional y en condiciones tales que causen un retraso importante en la creación de una rama de producción nacional que produzca el producto similar o directamente competidor, la Parte importadora podrá imponer una medida de salvaguardia que podrá consistir en un incremento de la tasa de arancel aduanero para el producto a un nivel que no exceda la tasa arancelaria de NMF aplicada al momento de aplicación de la medida”. Esta referencia al obstáculo a la “creación” de una rama de producción de algún modo remite a las previsiones del GATT 1947, que en su artículo XVIII Sección A contemplaba (si bien sólo a favor de países menos adelantados) la posibilidad de “favorecer la creación de una determinada rama de producción”. Dicha modalidad –según se aclara en un pie de página del propio Tratado- podrá ser aplicada por un período de siete años contados desde la fecha de entrada en vigencia del mismo.
Las medidas de salvaguardia, los derechos antidumping y los derechos compensatorios que adopten las Partes de conformidad con las respectivas disposiciones de la OMC, no estarán sujetos a las disposiciones sobre solución de controversias previstas en el Tratado. A propósito de las características que deben tener los conflictos en las restantes materias para ser sometidos a las instancias contempladas en dicho capítulo, es relevante la aclaración contenida en un pie de página: “las Partes acuerdan que este Capítulo no aplica a medidas en proyecto y/o a reclamaciones en los casos en que no existe infracción (anulación o menoscabo de un beneficio en casos en los que no haya infracción de las disposiciones del Tratado)”. En consecuencia, la invocación del daño por una de las Partes debe estar necesariamente ligada a la individualización de una infracción de la otra Parte a las disposiciones del Tratado y no a una disposición o práctica que, sin llegar a ser infracción, anule o menoscabe los beneficios contemplados en él.
Con relación al comercio de servicios, el régimen fijado es el de lista positiva (compromisos específicos bajo las condiciones y salvedades consignadas en las listas nacionales). En consecuencia, para las ramas y sectores no negociados sólo rige la cláusula de la nación más favorecida prevista en el Acuerdo GATS de la OMC. Y en materia de inversiones, las Partes reafirman sus compromisos asumidos en el marco del Acuerdo entre el Gobierno de la República Popular de China y el Gobierno de la República de Costa Rica para la Promoción y Protección de Inversiones, firmado en Beijing el 24 de octubre de 2007.
Finalmente, dentro de la amplia gama de acciones de cooperación previstas, merece destacarse el compromiso para  intercambiar información relativa a recursos genéticos, conocimientos tradicionales, sus innovaciones y prácticas, tanto para prevenir el acceso ilegal a dichos recursos y conocimientos como también para compartir equitativamente los beneficios que se deriven de su uso.
Fecha de firma:
8 abril 2010
Fecha de entrada en vigencia:
1 agosto 2011
Países miembros (Originales, adherents y denunciantes):
Países Fecha de entrada en vigencia Fecha de denuncia Observación
bandera cn China 01-08-2011 - -
bandera cr Costa Rica 01-08-2011 - -
Exportaciones Intra Acuerdo:

Total de Exportaciones
US$ 9,549,591,000
Exportaciones Intra-regionales 1.2%


Exportaciones a Países Miembros:
% de Total Exportaciones 2011 2016
China - -
Costa Rica 2% 1.2%
ABRIL 2014

CHINA Y COSTA RICA ANALIZAN RESULTADOS DE TLC BILATERAL

Los días 24 y 25 de abril se celebró en Costa Rica la segunda reunión de la Comisión de Libre Comercio, órgano encargado de la administración del TLC vigente entre Costa Rica y China. Allí se hizo un análisis de los principales resultados alcanzados con la implementación del TLC. El intercambio comercial entre Costa Rica y China ha mostrado una tendencia creciente durante la última década, al pasar de US$ 659 millones en 2003 a US$ 5.684 millones en el último año, lo que equivale a un crecimiento promedio anual del 24%.



OTRAS

Las tratativas para configurar esta zona de libre comercio insumieron seis rondas, concluyendo el 10 de febrero de 2010. El Tratado se firmó el 7 de abril del mismo año en la ciudad de Beijing. Prontamente, el 14 de abril, en Costa Rica ya intervino la Asamblea Legislativa, donde resultó aprobado en segundo debate por el Plenario Legislativo el día 31 de mayo de 2011. Se publicó bajo la Ley número 8953 del 21 de junio de 2011. Entró en vigencia el 1 de agosto de 2011. El plexo normativo tiene menor nivel de desagregación y exhaustividad que el de otros Tratados del mismo tipo (así, no contiene capítulos sobre compras gubernamentales, servicios financieros, telecomunicaciones, comercio electrónico ni defensa de la competencia, entre otros temas). Su metodología es particularmente cuidada, remitiéndose las disposiciones reglamentarias a los anexos que son agregados al final del corpus normativo principal.
Listado de Documentos
Documentos en Inglés
No hay documentos para mostrar