Use el formulario abajo para comunicarse con el equipo INTrade. Nos interesa saber los comentarios, sugerencias, o preguntas que usted tiene.
Todos los campos son obligatorios.

México - MERCOSUR

Antecedentes

En atención a los compromisos de integración económica contraídos por los Estados Partes del MERCOSUR dentro del mismo esquema, se desarrolla una estrategia para la progresiva convergencia de los acuerdos de complementación económica celebrados a título individual por Argentina, Brasil y Uruguay con respecto a México.

ACUERDO MARCO DE COMPLEMENTACIÓN ECONÓMICA ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS Y LOS ESTADOS PARTES DEL MERCOSUR (AAP.CE 54)

Fue suscripto el 5 de julio de 2002 y está en vigencia entre todos los países signatarios a partir del 5 de enero del 2006. Su principal objetivo es el de crear un Área de Libre Comercio. A tal efecto declara la incorporación de los acuerdos celebrados o que celebren los Estados Unidos Mexicanos con cada uno de los Estados Partes del MERCOSUR dentro del sistema del Tratado de Montevideo 1980. Asimismo incorpora el Acuerdo contraído en el sector automotor entre el MERCOSUR y los Estados Unidos Mexicanos.
La mecánica elegida para lograr la convergencia de todos los compromisos indicados consiste, por un lado, en remitir a las disposiciones de cada uno de ellos, estableciéndose que permanecerán vigentes hasta la implementación del presente Acuerdo de Libre Comercio. Y por otro lado se prevé el desarrollo de negociaciones periódicas para ampliar y profundizar progresivamente los referidos Acuerdos pero sin prefijar modalidades ni periodicidad o fechas tentativas. Tales características programáticas justifican la consideración de este Acuerdo como “marco”.

ACUERDO DE COMPLEMENTACIÓN ECONÓMICA ENTRE EL MERCOSUR Y LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS (AAP.CE 55)

Este instrumento sienta las bases para el establecimiento del libre comercio y la integración y complementación productiva en el sector automotor. Fue firmado el 27 de septiembre de 2002 y su entrada en vigencia entre México y cada uno de los Estados Partes del MERCOSUR estaba prevista en un plazo no mayor a los treinta días contados desde la fecha de las correspondientes notificaciones a la Secretaría General de ALADI. Dichas notificaciones ocurrieron entre los meses de noviembre y diciembre de 2002, salvo respecto de Paraguay que no informó sobre la conclusión de las formalidades jurídicas necesarias para la aplicación del Acuerdo.
Este instrumento estará en vigor hasta tanto sea sustituido por un Acuerdo de Libre Comercio entre el MERCOSUR y México, al cual sería eventualmente incorporado. Entretanto, los países signatarios convienen en reconocer como ámbito de aplicación a un listado de productos automotores siempre que se trate de bienes nuevos; y a su respecto fijan un período de transición hasta el 30 de junio de 2011, con vistas a la concreción del libre comercio. Sin embargo aquel listado fue objeto de modificaciones en lo relativo a la extensión del período de transición, a través del Primer Protocolo Adicional fechado el 10 de julio de 2007 y que hasta el momento rige sólo entre Uruguay y México, desde el 27 de diciembre de 2007. Dichas modificaciones consisten en extender el período de transición para determinados productos automotores: comerciales pesados, ómnibus y sus chasis y carrocerías hasta el 1 de julio de 2020, en tanto para las autopartes el final del período de transición queda a expensas de lo que acuerden las Partes. Según el texto del Acuerdo, dentro del período de transición las disposiciones establecidas en los apéndices bilaterales serán las que regularán el comercio de dichos bienes entre las Partes Signatarias a propósito del acceso a mercados, preferencias arancelarias y reglamentos técnicos. Se constituye un Comité Automotor con el fin de monitorear la aplicación de las disposiciones del Acuerdo y de los Apéndices bilaterales. El Acuerdo contiene un Anexo sobre régimen de origen y cinco protocolos (dos entre México y Argentina, dos entre México y Brasil y uno entre México y Uruguay) que modifican los apéndices bilaterales.
A través del Decreto 969/2012, publicado el 26 de junio de 2012, el Gobierno argentino dispone suspender la aplicación del AAP.CE 55 incluyendo sus Anexos así como también el Apéndice Bilateral I (“Sobre el Comercio en el Sector Automotor entre la Argentina y México”) por el plazo de tres años. El concepto de “suspensión” no está expresamente contemplado por dicho Acuerdo (a diferencia de la “denuncia”). Los fundamentos de la medida argentina aluden al dictado del Cuarto Protocolo Adicional al Apéndice II entre Brasil y México, por el cual se fijan cupos e índices de contenido regional en forma recíproca por tres años para la libre importación (arancel cero) de automóviles y vehículos comerciales livianos. A tenor de los considerandos del Decreto, los gobiernos del Brasil y México no se habrían ajustado a los términos del segundo párrafo del artículo 5 de dicho Acuerdo, según el cual deben comunicarse a todas las Partes Signatarias las alteraciones a los apéndices bilaterales. El referido Cuarto Protocolo Adicional al Apéndice II establece los mencionados cupos e índices de contenido regional en forma recíproca para Brasil y México durante tres años, respecto de la libre importación de automóviles y vehículos comerciales livianos, alterando así el régimen de libre comercio irrestricto preexistente para dicha categoría de vehículos. Los argumentos expuestos en el Decreto argentino, ponen de relieve dos aspectos: al limitarse el comercio bilateral entre México y Brasil, se favorecería el desvío del flujo comercial en desmedro de los otros países del área de libre comercio, entre los que aparece la Argentina como mercado más grande y por lo tanto susceptible de ser afectado; y la definición de una mayor exigencia de contenido regional aplicable al flujo bilateral Brasil-México, sin otras previsiones, sesgaría el flujo inversor en beneficio de dichos países profundizando así el desequilibrio actual de los saldos bilaterales respecto de Argentina. Inmediatamente después de dictado el Decreto, el gobierno de México hace saber que Argentina le ha notificado la suspensión. 

Fecha de firma:
05 julio 2002
Fecha de entrada en vigencia:
05 enero 2006
Países miembros (Originales, adherents y denunciantes):
Países Fecha de entrada en vigencia Fecha de denuncia Observación
bandera ar Argentina 05-01-2006 - -
bandera br Brasil 05-01-2006 - -
bandera mx México 05-01-2006 - -
bandera py Paraguay 05-01-2006 - -
bandera uy Uruguay 05-01-2006 - -
bandera ve Venezuela 15-01-2003 - -
Exportaciones Intra Acuerdo:

Total de Exportaciones
US$ 632,285,912,000
Exportaciones Intra-regionales 7.5%


Exportaciones a Países Miembros:
% de Total Exportaciones 2003 2016
Argentina 22.2% 21.9%
Brasil 12.3% 12.7%
México 0.8% 1.4%
Paraguay 79.8% 49.3%
Uruguay 35% 27.9%
Venezuela 2.5% -
JULIO 2013

NEGOCIACIONES ENTRE PARAGUAY Y MÉXICO
 
En el marco del ACE-54, que establece las bases para la creación de una zona de libre comercio entre los países del MERCOSUR y México, Paraguay retomó las negociaciones bilaterales con el país del norte para suscribir un Acuerdo de Complementación Económica (ACE).

2012

ARGENTINA SE RETIRA TEMPORALMENTE DEL AAP.CE 55
 
A través del Decreto 969/2012, publicado el 26 de junio de 2012, el Gobierno argentino dispone suspender la aplicación del AAP.CE 55 incluyendo sus Anexos así como también el Apéndice Bilateral I (“Sobre el Comercio en el Sector Automotor entre la Argentina y México”) por el plazo de tres años. El concepto de “suspensión” no está expresamente contemplado por dicho Acuerdo (a diferencia de la “denuncia”). Los fundamentos de la medida argentina aluden al dictado del Cuarto Protocolo Adicional al Apéndice II entre Brasil y México, por el cual se fijan cupos e índices de contenido regional en forma recíproca por tres años para la libre importación (arancel cero) de automóviles y vehículos comerciales livianos. Los argumentos expuestos en el Decreto argentino, ponen de relieve dos aspectos: al limitarse el comercio bilateral entre México y Brasil, se favorecería el desvío del flujo comercial en desmedro de los otros países del área de libre comercio, entre los que aparece la Argentina como mercado más grande y por lo tanto susceptible de ser afectado; y la definición de una mayor exigencia de contenido regional aplicable al flujo bilateral Brasil-México, sin otras previsiones, sesgaría el flujo inversor en beneficio de dichos países profundizando así el desequilibrio actual de los saldos bilaterales respecto de Argentina.