Use el formulario abajo para comunicarse con el equipo INTrade. Nos interesa saber los comentarios, sugerencias, o preguntas que usted tiene.
Todos los campos son obligatorios.

MERCOSUR - Colombia, Ecuador y Venezuela

Antecedentes

El Acuerdo de Complementación Económica número 56 suscrito en ALADI entre la Comunidad Andina y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) el 6 de diciembre de 2002 tuvo las características de “acuerdo-marco”, en el sentido de proporcionar un mecanismo de gestión unificada a cargo de la “Comisión Administradora”, para distintos acuerdos celebrados entre la Comunidad Andina y cada uno de los Estados Partes del MERCOSUR en el ámbito del Tratado de Montevideo 1980. Se aclaró que en el caso de Bolivia regiría el Acuerdo de Complementación Económica número 36, si bien podría efectuar negociaciones con la finalidad de compatibilizar dicho Acuerdo con los Acuerdos que las Partes suscribieran. El citado Acuerdo número 56 iba a regir hasta ser sustituido por un Acuerdo de Libre Comercio entre las Partes Contratantes, cuya constitución fue, precisamente, el objetivo principal de este “acuerdo-marco”. Al respecto, quedó establecida como fecha límite para conformar el Área de Libre Comercio, el 31 de diciembre de 2003.
El 16 de diciembre de 2003, culminando un proceso de arduas negociaciones, se suscribió la parte dispositiva del Acuerdo de Complementación Económica entre los Estados Partes del MERCOSUR y los Gobiernos de las Repúblicas de Colombia, del Ecuador y de la República Bolivariana de Venezuela, Países Miembros de la Comunidad Andina. El compromiso esencial consiste en formar un área de libre comercio mediante la expansión y diversificación del intercambio comercial y la eliminación de las restricciones arancelarias y no-arancelarias que afecten al comercio recíproco. Este instrumento contiene un Programa de Liberación Comercial, y capítulos y anexos regulatorios del régimen de origen, trato nacional, medidas antidumping y compensatorias, salvaguardias y de un sistema de solución de controversias, además de prever tratativas para el desarrollo de las inversiones, el transporte, la infraestructura y la complementación científica y tecnológica. Se fijó como fecha de entrada en vigencia, la del 1 de julio de 2004. El período de transición entre la firma y la puesta en vigor, se debió a la “bilateralización” de las negociaciones comerciales, porque inicialmente se supuso que hasta no ser completadas dichas negociaciones no podía tener lugar la protocolización del acuerdo en ALADI.
Entre el 26 y el 30 de abril de 2004, se llevó a cabo una reunión entre los representantes de los países signatarios, con el fin de aprobar un cronograma de trabajo para la pronta puesta en vigencia del Acuerdo. El encuentro, efectuado en la ciudad de Lima, República del Perú, tuvo el propósito de formalizar las concesiones arancelarias, los cronogramas de desgravación y los requisitos específicos de origen a ser incorporados como anexos. Debido a la imposibilidad de concluir los trabajos de revisión, fue aprobado un cronograma de trabajo contemplando las negociaciones bilaterales Colombia-Argentina, Colombia-Brasil, Colombia-Paraguay, Colombia-Uruguay, Ecuador-Argentina, Ecuador-Brasil, Ecuador-Paraguay y Ecuador-Uruguay.
En ocasión de la X Reunión entre los Estados Partes del MERCOSUR y las Repúblicas de Colombia, Ecuador y Bolivariana de Venezuela, entre el 4 y 7 de agosto de 2004, se acordó someter a la Secretaría General de ALADI el texto original del nuevo Acuerdo, sus Anexos normativos y Apéndices bilaterales, para su debida protocolización y consecuente entrada en vigencia
Así, las Partes dieron por concluidas las tratativas con vistas a la puesta en vigor del Acuerdo de alcance parcial de complementación económica número 59 y de su primer protocolo adicional. Como consecuencia de ello, remitieron a la Secretaría General de ALADI el texto original del Acuerdo, sus Anexos normativos y Apéndices bilaterales relativos al programa de liberalización comercial y requisitos específicos de origen aplicables entre Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Venezuela y Uruguay. Quedó pendiente la revisión del artículo 46 del Acuerdo, referido al mecanismo de entrada en vigor. En tal sentido, la propuesta del MERCOSUR consistió en prever un sistema de entrada en vigor de carácter bilateral, entre las Partes que hubieran comunicado a la Secretaría General de ALADI la incorporación del Acuerdo al derecho interno en los términos de sus respectivas legislaciones. Entre tanto, fue señalada la necesidad de revisar los apéndices bilaterales con el Ecuador y resolver los apéndices bilaterales con el Paraguay. Asimismo, se trató la propuesta de ajustar artículos del anexo correspondiente al régimen de origen del sector automotriz. Las Delegaciones indicaron su disposición para realizar en Venezuela la primera reunión de la Comisión Administradora del Acuerdo, treinta días después de la entrada en vigencia del Acuerdo. En dicha ocasión, deberían ser tratados, entre otros, los siguientes temas: reglas de procedimiento de los tribunales de arbitraje y reglamento del protocolo adicional de solución de controversias; reglas para los sectores automotriz, textil e indumentaria; y situación de los productos encapsulados y productos sujetos a reglas de origen temporarias.
Finalmente, el 18 de octubre de 2004, en el marco de la Reunión del Consejo de Ministros de la ALADI los Ministros de Relaciones Exteriores y plenipotenciarios de las Partes anunciaron la protocolización del Acuerdo. Sin embargo, el anuncio no se reflejó inmediatamente en la incorporación de un texto oficial en la base de datos de la ALADI. Ello se debió a que las tratativas continuaban, si bien a criterio de las Partes las diferencias subsistentes con respecto a la redacción de algunos artículos no debían considerarse una reapertura de las negociaciones del Acuerdo, que se entendían definitivamente cerradas.
El Acuerdo contiene cincuenta y dos artículos y cuatro disposiciones transitorias. Sus anexos son los siguientes:
Anexo I: incluye a productos que se desgravarán únicamente respecto del arancel fijo.
Anexo II: Programa de liberación comercial. Tiene veintiséis sub-apéndices agrupados en cuatro apéndices o categorías. Para los productos no incluidos en el anexo I, las preferencias se aplicarán sobre el total de los aranceles, incluyendo a los derechos aduaneros adicionales. Al programa de liberación se incorporan las preferencias ya negociadas en acuerdos de alcance regional y parcial de ALADI. Pero si las preferencias negociadas y las condiciones de acceso amparadas por la PAR y las nóminas de apertura de mercados (NAM) fuesen más favorables que las del Acuerdo, prevalecerán aquéllas. No se habrán de beneficiar del programa las mercancías usadas (artículo 11), y con respecto a las zonas francas se dispuso continuar tratando el tema (artículo 39). Acerca de la materia total o parcialmente excluida, corresponde distinguir: las “excepciones” establecidas considerando el origen de las mercaderías excluidas; los productos “encapsulados”; los productos que no llegarán a la liberalización arancelaria absoluta (100%); y las partidas arancelarias cuyo proceso de desgravación quedará supeditado a la negociación de requisitos específicos de origen de carácter definitivo cuando se cumpla el plazo preestablecido en cada caso.
Anexo III: Notas complementarias. Según el artículo 5 del Acuerdo, los gravámenes y cargas de efecto equivalente a los derechos aduaneros que rijan a la fecha de la firma del Acuerdo, se podrán mantener si constan en estas Notas complementarias. De todos modos ellas se podrán modificar pero sin aumentar su incidencia.
Anexo IV: Régimen de origen. El régimen general de calificación prevé, como criterios alternativos, el salto de partida o el valor agregado. En éste último caso, los porcentuales del valor CIF de los materiales no podrán exceder porcentajes de valor FOB que varían según los Estados Signatarios. Los porcentuales más exigentes corresponden a Argentina y Brasil (40%), en tanto para Ecuador y Paraguay el punto de partida es de 60%, pasando al 55% desde el sexto año de vigencia del Acuerdo y al 50% desde el décimo año. El régimen de acumulación es amplio, considerándose como originarios a los materiales de cualquiera de las Partes Signatarias, incluyendo a Bolivia y Perú. Los requisitos específicos están negociados en apéndices bilaterales, incluyéndose previsiones para algunas partidas con requisitos específicos de carácter transitorio.
Anexo V: Régimen de salvaguardias. Habrá de aplicarse durante el proceso de desgravación y por un período adicional de cuatro años después de concluido dicho proceso. Se prevén dos clases de salvaguardias: (a) las adoptadas en tanto Parte Contratante (en cuyo caso para la determinación del daño se considerarán las condiciones existentes en todas y cada una de las Partes Signatarias); y (b) las adoptadas en tanto Parte Signataria (en cuyo caso se tendrá en cuenta únicamente a la Parte Signataria afectada).
Anexo VI: Régimen transitorio de solución de controversias. El 18 de octubre de 2004 fue protocolizado en ALADI el Primer Protocolo Adicional al Acuerdo, relativo al “Régimen de Solución de Controversias”. El mismo entrará en vigor para todas las Partes Signatarias a partir de la fecha de la última ratificación. Entretanto, se ha determinado que será de aplicación del régimen transitorio del Anexo VI.
Anexo VII: Régimen de normas, reglamentos técnicos y evaluación de la conformidad
Anexo VIII: Régimen de medidas sanitarias y fitosanitarias. Contiene un apéndice con el formato para la “contranotificación” de medidas sanitarias y fitosanitarias.
Anexo IX: Régimen de medidas especiales. Constituye un instrumento alternativo a las salvaguardias, susceptible de ser aplicado para productos enumerados en apéndices de este anexo. Las medidas serán activadas por el aumento de volúmenes de importación o bien por disminución de su precio.
El 22 de diciembre de 2011 fue suscripto el Noveno Protocolo Adicional. Tuvo por objeto introducir las modificaciones requeridas para reflejar debidamente la salida de la República Bolivariana de Venezuela de la Comunidad Andina, ocurrida en abril del año 2006. Así se había convenido en la V Reunión Extraordinaria de la Comisión Administradora del Acuerdo, efectuada en Foz de Iguazú, Brasil, el 15 de diciembre de 2010. De tal modo, varía el título del Acuerdo, que a partir de la entrada en vigencia del Protocolo Adicional, pasará a denominarse: “Acuerdo de Complementación Económica número 59 suscrito entre los Gobiernos de la República Argentina, de la República Federativa del Brasil, de la República del Paraguay y de la República Oriental del Uruguay, Estados Partes del MERCOSUR; los Gobiernos de la República de Colombia y de la República del Ecuador, países miembros de la COMUNIDAD ANDINA; Y EL Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela”.
El Protocolo advierte además que en su interpretación y aplicación, la expresión “Partes Contratantes” habrá de entenderse como referencia a tres membresías: (a) al MERCOSUR (integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), como una Parte Contratante; (b) a la República Bolivariana de Venezuela, como otra Parte Contratante; y (c) a las Repúblicas de Colombia y del Ecuador, Miembros de la Comunidad Andina que suscriben el Acuerdo, como otra Parte Contratante. Finalmente y a diferencia de la especificación anterior, la referencia a las “Partes Signatarias” se entenderá que alude a cada uno de los siete países, de forma individual.

DESVINCULACIÓN DE VENEZUELA
 
La Decisión CMC27/2012, dictada durante la X Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común del MERCOSUR (CMC) en Brasilia, el 30 de julio, incluyó en sus considerandos la constatación de que Venezuela había depositado su instrumento de ratificación al Protocolo de Adhesión al MERCOSUR el 13 de julio de 2012. En consecuencia, la referida Decisión CMC 27/2012 establece:
“Artículo 1. A partir del 12 de agosto de 2012, la República Bolivariana de Venezuela adquirirá la condición de Estado Parte y participará con todos los derechos y obligaciones en el MERCOSUR de acuerdo al artículo segundo del Tratado de Asunción y en los términos del Protocolo de Adhesión”.
Sin embargo,  no se aclaran suficientemente los alcances de dicho compromiso, debido a que algunos de los términos establecidos por el Protocolo de Adhesión han perimido. De todos modos, el Protocolo invocado determina que “a más tardar el 1 de enero de 2014 quedarán sin efecto las normas y disciplinas previstas en el Acuerdo de Complementación Económica número 59 para la relación entre las Partes” (Protocolo citado, artículo 6). 
Fecha de firma:
29 junio 2000
Fecha de entrada en vigencia:
01 agosto 2001
Países miembros (Originales, adherents y denunciantes):
Países Fecha de entrada en vigencia Fecha de denuncia Observación
bandera ar Argentina 18-10-2004 - -
bandera br Brasil 18-10-2004 - -
bandera co Colombia 18-10-2004 - -
bandera ec Ecuador 18-10-2004 - -
bandera py Paraguay 19-04-2005 - -
bandera uy Uruguay 18-10-2004 - -
bandera ve Venezuela 05-01-2005 - -
Exportaciones Intra Acuerdo:

Total de Exportaciones
US$ 306,315,197,000
Exportaciones Intra-regionales 14.9%


Exportaciones a Países Miembros:
% de Total Exportaciones 2004 2016
Argentina 22.3% 21.8%
Brasil 12.4% 12.2%
Colombia 16.9% 9.8%
Ecuador 7.4% 8%
Paraguay 75.3% 48.7%
Uruguay 27.7% 26.4%
Venezuela 5.3% -
DESVINCULACIÓN DE VENEZUELA
 
La Decisión CMC27/2012, dictada durante la X Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común del MERCOSUR (CMC) en Brasilia, el 30 de julio, incluyó en sus considerandos la constatación de que Venezuela había depositado su instrumento de ratificación al Protocolo de Adhesión al MERCOSUR el 13 de julio de 2012. En consecuencia, la referida Decisión CMC 27/2012 estableció que a partir del 12 de agosto de 2012, la República Bolivariana de Venezuela adquirirá la condición de Estado Parte y participará con todos los derechos y obligaciones en el MERCOSUR de acuerdo al artículo segundo del Tratado de Asunción y en los términos del Protocolo de Adhesión”.
Sin embargo,  no se aclararon suficientemente los alcances de dicho compromiso, debido a que algunos de los términos establecidos por el aludido Protocolo de Adhesión han perimido. De todos modos, el Protocolo invocado determina en su artículo sexto que “a más tardar el 1 de enero de 2014 quedarán sin efecto las normas y disciplinas previstas en el Acuerdo de Complementación Económica número 59 para la relación entre las Partes”. 
Listado de Documentos
Documentos en Inglés
No hay documentos para mostrar
Documentos en Español